TONICO DE ROSAS

CUIDADOS DE PIEL Y ROSTRO CON TÓNICO DE
ROSAS
Desde tiempos ancestrales el agua de rosas siempre ha sido utilizada
para el cuidado de la piel y el rostro gracias a sus increíbles
propiedades astringentes, tonificantes y relajantes, que le permite a la
piel absorber sus nutrientes.
BENEFICIOS
Contiene vitamina E y B además de pectina que lo convierte en un
tónico para hidratar la piel y limpiarla de impurezas, también contiene
vitamina C que es excelente para la producción de colágeno ayudando
a prevenir el envejecimiento prematuro.
Ayuda a eliminar las manchas de la piel, cicatrices, ojeras y líneas de
expresión.

COMO HACER UN TÓNICO DE ROSAS
Se realiza mediante la destilación de los pétalos, lo cual vas a
necesitar lo siguiente:
2 tazas de pétalos de rosas
2 tazas de agua destilada
½ cucharada de miel

PROCEDIMIENTO
Antes que nada, tienes que checar que los pétalos estén en buena
condición, que no estén marchitos o pasados.
1.- agrega en una olla que este perfectamente tapada para que
puedan destilarse bien los pétalos, las dos tazas de agua destilada,
después agrega las dos tazas de pétalos de rosas, cuando lo hayas
agregado, cierra muy bien la olla.
2.- prende el fuego al máximo nivel y espera a que comience a hervir.
3.- cuando se haya alcanzado el hervor, baja a fuego medio y deja
hervir unos 10 minutos más sin destapar la olla.

4.- después de que se haya hervido por completo, apaga el fuego y
deja reposar por lo menos una hr hasta que el vapor se haya disipado
y la fusión haya alcanzado la temperatura ambiente.
5.- con ayuda de un filtro, cuela la mezcla y agrégala en un envase de
cristal limpio y seco, que contenga tapa y cierre herméticamente
Consérvalo en la nevera para diferentes usos.
Para más comodidad puedes agregarlo en un recipiente con
atomizador para rociarlo en el rostro.

Otros artículos:

DÍA DEL PADRE

El Día del Padre se celebra el tercer domingo de junio de cada año. Este día es un reconocimiento a la figura paterna como el servidor y protector del núcleo familiar.

Durante el día se le ofrecen regalos variados a los padres: billeteras, boligrafos grabados, relojes, son algunos de los más comunes.

Esta es una fecha especial para los niños, quienes desde la escuela realizan tarjetas, pintan tazas de café y aprenden poemas y canciones para ser dedicadas a ellos.

Las familias más numerosas suelen realizar comidas caseras en las que se reúnen todos los miembros de la familia para honrar al padre o a los abuelos.

En Latinoamérica, la festividad se extiende a los tíos, cuidadores y todos aquellos que fungen como una figura de protección dentro de la familia.

 

Lo países que celebran el día del padre el tercer domingo de junio son: Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, México,Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela.

En otros países, como Brasil, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, el Día del Padre es celebrado en distintas fechas a lo largo del año.

 

Origen de la celebración

La tradición de celebrar el Día del Padre surge en Estados Unidos, en 1910, cuando Sonora Smart Dodd, una mujer nacida en el estado de Washington, se encontraba oyendo un discurso en honor al día de las madres; conmovida por la alocución, Sonora se dio cuenta que no existía, en su país, un día que honrase la labor de los padres.

Sonora se había quedado huérfana a los dieciséis años, cuando su madre daba a luz a su sexto hijo. Su padre, Henry Jackson Smart, quedó sólo a cargo de la crianza de los pequeños. Sonora vio de cerca el trabajo constante y la lucha que este les dedicó a ella y a sus hermanos: su devoción y entrega las acompañaron para siempre.

La dedicación de su padre la impulsó a crear una campaña que instituyera la creación de un día que celebrase el trabajo paterno y que pudiera tener un carácter nacional.

Al principio su propuesta fue rechazada por los gobernantes del momento; sin embargo, ella continuó con sus esfuerzos y el 19 de junio de 1910 se celebró en Spokane, estado de Washington, lo que sería el primer Día del Padre (tomando esta fecha en recordatorio del cumpleaños de su progenitor).

Pero no sería sino hasta 1966, con la firma del presidente Lyndon Jhonson, cuando se hace formalmente la proclamación que declaraba al tercer domingo de junio de cada año como la fecha fijada para celebrar el Día del Padre.

Más tarde, algunos países latinoamericanos adoptaron para sí mismos la fecha como propia, quedando el tercer domingo de junio instaurado como la fecha en la que se le rinde honor a esta fundamental figura familiar.

PASCUA

La Pascua celebra la resurrección de Jesucristo al tercer día después de haber sido crucificado, según se relata en el Nuevo Testamento de la Biblia. Es la celebración más importante de la Iglesia cristiana.

La Pascua es también conocida como Día de Pascua, Domingo de Pascua, Domingo de Resurrección, Domingo de Gloria o Domingo Santo.

on la Pascua finaliza la Semana Santa, días en los que se conmemora la crucifixión y muerte de Jesús el Viernes Santo y se celebra su resurrección y aparición ante sus discípulos el Domingo de Pascua.

Con la Pascua inicia un periodo conocido como Tiempo Pascual, que dura cincuenta días, y que finaliza el Domingo de Pentecostés.

Según las Sagradas Escrituras, con la Pascua Dios da a los cristianos la esperanza por la resurrección y por una nueva forma de vida, representada en el regreso de Cristo de entre los muertos.

La Pascua es una fiesta móvil, cuyo día varía cada año. Esto se debe a que la fecha no es fijada siguiendo el calendario civil, sino por el año litúrgico, que se rige por los ciclos lunares.

Así, la Pascua se ubica siempre después de la primera luna llena luego del inicio de la primavera en el hemisferio norte, y del otoño, en el sur.

En este sentido, la Pascua puede celebrarse entre los días 22 de marzo y 25 de abril. Y el día en que esta cae es importante para calcular también las fechas de otras fiestas religiosas, como el Pentecostés y la Ascensión.

¿Por qué se celebra el 14 de febrero el Día de San Valentín?

Esta fecha, ha adoptado distintos nombres, Día de San Valentín, Día de los enamorados o Día del amor y la amistad, pero ¿cuál es el origen de esta celebración tan particular?

Esta festividad, asimilada por la iglesia católica, se remonta al siglo III en Roma, donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la orden del emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, considerando que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras y vínculos sentimentales.

Valentín, opuesto al decreto del emperador, comenzó a celebrar en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se popularizó que San Valentín sea el patrón de los enamorados).

Al enterarse, Claudio II sentenció a muerte a San Valentín, el 14 de febrero del año 270, alegando desobediencia y rebeldía. Por este motivo, se conmemora todos los años el Día de San Valentín.

Además, como curiosidad, en cuanto a la comercialización de esta celebración, la primera reseña que existe es la que señala la norteamericana Esther A. Howlandcomo la precursora de la venta de tarjetas regalo con motivos románticos y dibujos de enamorados que ideó y realizó a mediados de la década de 1840. Unos productos que se vendían por unos centavos en la librería que regentaba su padre en Worcester (Massachusetts) y las cuales se convirtieron en todo un éxito.

Día de los Niños Héroes ( 13 de Septiembre).

LOS NIÑOS HÉROES Y LA INVASIÓN AL CASTILLO DE CHAPULTEPEC. 

 

El 13 de mayo de 1846 los Estados Unidos declararon la guerra a México, con la intensión de apoderarse de la Alta California, Nuevo México y otros territorios del norte del país.

Después de derrotar a las fuerzas mexicanas en los estados de Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas, la ofensiva norteamericana se desplazó hacia el Golfo de México y en marzo de 1847 desembarcó en el Puerto de Veracruz e inició la marcha hacia la capital.

Tras vencer a los mexicanos en Veracruz y ocupar Puebla sin resistencia llegaron al Valle de México. La madrugada del 20 de agosto derrotaron al ejército que comandaba el general Valencia. Más tarde asaltaron al convento de Churubusco.

El 8 de septiembre los invasores se apoderaron del Molino del Rey, para
ir al último reducto militar mexicano en su camino a la Ciudad de México: el Castillo de Chapultepec, sede del Colegio Militar en el que se encontraban más de 50 cadetes. La defensa del Castillo fue confiada al general Nicolás Bravo, antiguo insurgente; sin embargo, el general contaba con más de 800 soldados para defender la fortaleza contra los más de 7 mil soldados de EU.

El general Bravo dió la orden que los cadetes menores de edad se retiraran, pero la mayoría no lo hizo. La madrugada del 12 de septiembre de 1847 las baterías estadunidenses iniciaron un intenso bombardeo sobre el Castillo, el efecto fue devastador. Al anochecer el general Bravo solicitó al Presidente Santa Ana refuerzos, petición que fue negada.

Al amanecer del día 13 nuevamente bombardearon el Castillo pero a las nueve de la mañana el fuego cesó, y los soldados estadunidenses iniciaron el ascenso al cerro, por la parte oeste. La lucha se libró cuerpo a cuerpo, los mexicanos combatieron con fiereza pero los invasores ganaban terreno y lograron llegar al Castillo por el lado occidental.

 

Abajo del cerro, del lado oeste, el Batallón de San Blás al mando del coronel Felipe Santiago Xicoténcatl, se batió contra las fuerzas que comandaba el general Pillow, quien recibió una herida que más tarde le causaría la muerte. Al terminar la batalla, desconocidos llevaron el cadáver del coronel Xicoténcatl a la iglesia de San Miguel Chapultepec envuelto en la bandera de su batallón.

Al llegar los norteamericanos al Castillo sólo unos cuantos soldados y cadetes permanecían en el edificio. La historia guarda memoria, muy en especial, de seis de ellos a quienes recordamos como los Niños héroes, que ofrendarían su vida en el asalto estadunidense al Castillo de Chapultepec, el 13 de septiembre de 1847.

 

En defensa del Castillo de Chapultepec figuraron otros cadetes, además de soldados y civiles a quienes la historia debe honrar. Fueron heridos en el asalto el subteniente Pablo Banuet y los alumnos de fila Andrés Mellado, a quien un proyectil le arrancó la lengua; Hilario Pérez de León, quién perdió un brazo y Agustín Romero. Los demás cadetes salvaron la vida, aunque cayeron prisioneros junto con el director del Colegio, profesores y empleados.

Fue el Presidente Benito Juárez el primero en honrar oficialmente la gesta de los Niños Héroes, al decretar el 13 de septiembre día de luto nacional, en memoria de los cadetes que murieron en el Castillo de Chapultepec.

 

CADETES:

CADETE VICENTE SUÁREZ

Nació en la Ciudad de Puebla en 1833.
De acuerdo con el parte militar, en el momento del asalto, se enfrentó a los norteamericanos y murió valientemente luchando cuerpo a cuerpo.

 

CADETE FERNANDO MONTES DE OCA

Originario de Azcapotzalco, en el Distrito Federal, en donde nació en 1829. En la batalla, el cadete intentó saltar por una ventana para apoyar la defensa de la entrada del bosque; sin embargo, fue baleado por soldados de EU

 

CADETE FRANCISCO MARQUEZ  

Con tan sólo 13 años de edad, fue el más joven de los cadetes que murió en el asalto al Castillo. Nació en 1834 en Guadalajara, Jalisco y su cadáver fue encontrado a un lado de su compañero Juan Escutia.

 

TENIENTE JUAN DE LA BARRERA

Nació en la Ciudad de México en 1828. Murió heroicamente con sus 32 zapadores (soldados especializados en construir trincheras) en la calzada de Tacubaya.

 

CADETE AGUSTÍN MELGAR

Nació en 1829 en Chihuahua. De acuerdo con el parte militar, el cadete intentó detener al enemigo en una escalera, fue perseguido, herido y llevado al hospital de sangre donde murió al día siguiente.

CADETE JUAN ESCUTIA
Nació en Nayarit en 1827. Su participación en la defensa del Castillo transcurre entre la historia y la leyenda, la afirmación de un participante señala que en medio de la batalla, el cadete tomó la bandera nacional se envolvió en ella y se arrojó por el acantilado para evitar que cayera en manos enemigas.
De acuerdo con los reportes de guerra, el cadáver del cadete fue hallado
en las faldas del cerro.

Día de los Abuelos en México

El Día del Abuelo se festeja en México cada año el 28 de agosto.

La existencia de esta celebración en este país surge en 1983 oficialmente, aunque el origen de esta celebración se remonta en la presidencia de Lázaro Cárdenas, quien determinó que debía existir una fecha especial para honrar a los abuelos. Una nueva versión de los años 90' se le atribuye a Edgar Gaytán, se dice que se instituyó gracias a que su programa de radio era dedicado a los adultos mayores.

Para todos nuestros abuelos es realmente importante homenajearlos como se merecen en su día, ellos siempre están dispuestos a escuchar, aconsejar y brindar su cariño, en la actualidad, muchas veces son quienes están a cargo de los nietos cuando los padres trabajan, tarea que los convierte en personajes clave en el buen funcionamiento de la familia moderna.

Consejos para celebrar el Día del Abuelo en México

Si quieres disfrutar de este día tan importante junto a tus abuelos, a continuación vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a conseguir que vuestra jornada sea memorable. Recuerda que esta celebración tiene como meta darle a los abuelos el lugar que merecen en la familia, recuerda además, que gracias a ellos existen todos los que llegaron luego.

Las personas mayores son sabias y están llenas de experiencias que desean compartir con quienes están en etapas de la vida más tempranas, tomate tu tiempo para escucharlos y rememorar junto con ellos sus divertidas anécdotas.

En México se invita a visitar a los adultos mayores que están viviendo en asilos y hospitales, se hace un llamado social para no abandonar a los abuelos y brindarles la atención que ellos bien merecida tienen.

 

Cómo se celebra el Día del Abuelo en México

El día de los abuelos en México es un día para celebrar en compañía de los mayores y dedicarle toda tu atención. Por este motivo, es habitual que se los nietos acudan a visitar a sus abuelos y les regalen algún presente como, por ejemplo, una manualidad, una fotografía, flores o algún detalle material que pueda gustarles.

Pero no solo es importante el regalo sino que, sobre todo, es importante la compañía. Por eso, se suele invitar a comer o cenar, ir al cine a ver una película en familia o dar un paseo por el parque. Es un día para que los abuelos y los nietos estén juntos y pasen un gran día.

 

TEMPORADA DE HURACANES - PREVENCIONES

Haga un plan.

La temporada de huracanes comienza el 15 de mayo en el área norte del Pacífico y el 1 de junio en el Atlántico y el Caribe. Termina el 30 de noviembre. Antes de que comience la temporada de huracanes cada año, asegúrese de que usted y su familia estén preparados al planificar con suficiente tiempo.

  • Anote los números de teléfono de emergencia y téngalos pegados en el refrigerador o cerca de cada teléfono de la casa. Téngalos programados también en su celular.
  • Prepare un kit de suministros de emergencia.
  • Ubique el refugio más cercano y las diferentes rutas que puede tomar para llegar desde su casa. Si no se han identificado los sitios de refugio para su área, averigüe cómo encontrarlos en caso de que haya una tormentaexternal icon.
  • Dueños de mascotas: Identifique de antemano un refugio o un hotel que acepte animales, o un amigo o familiar en otra ciudad al que le pueda llevar sus mascotas en caso de evacuación. Los refugios locales para animales quizás puedan aconsejarle qué hacer con sus mascotas si se le pide evacuar su casa.

Reúna suministros de emergencia.

Durante y después de un huracán, podría necesitar suministros para mantener a su familia sana y salva. Recuerde que un huracán puede interrumpir el suministro de agua y electricidad. Además, es posible que la tormenta dañe su auto y no lo pueda usar. Las calles podrían estar inundadas o bloqueadas.

Por eso es mejor estar preparado: provéase ahora de todo lo que podría necesitar. Asegúrese de preparar lo siguiente:

  • Una reserva de alimentos y agua de emergencia.
  • Una reserva de medicamentos de emergencia.
  • Fuentes de energía de emergencia, como linternas (no se olvide de tener pilas adicionales).
  • Artículos de seguridad y personales.
  • Documentos importantes, incluidos documentos médicos, testamentos, pasaportes y de identificación personal.
  • Un extintor de incendios. ¡Asegúrese de que su familia sepa dónde encontrarlo y cómo usarlo! Lea los consejos de cómo usar los extintores de incendiosexternal icon de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios.

Conozca la diferencia entre una alerta de vigilancia (watch) y un aviso (warning) de huracán.

Esté atento a las alertas que el Servicio Nacional de Meteorología emita por televisión o radio, o busque la información en Internet. Hay dos tipos de alerta:

  • Las alertas de vigilancia de huracán indican que es posible que se presenten condiciones huracanadas (vientos sostenidos de 74 millas por hora [mph] o mayores) en un área determinada. Los expertos anuncian las alertas de vigilancia de huracán 48 horas antes de que se esperen vientos con fuerza de tormenta tropical (vientos sostenidos de 39 a 73 mph).
  • Los avisos de huracán son más serios. Significan que se esperan vientos con fuerza de huracán en un área determinada. Los expertos los anuncian 36 horas antes de que se esperen estos vientos en el área a fin de dar a las personas suficiente tiempo para prepararse para la tormenta.

 

Prepare el auto.

Asegúrese de que su auto esté listo antes de que llegue la tormenta.

  • Llene el tanque de gasolina.
  • Guarde los autos y las camionetas dentro del garaje o bajo techo.
  • Tenga siempre un kit para emergencias en el auto.

Si no tiene auto, considere hacer planes con amigos o familiares, o llamar a las autoridades para que lo pasen a buscar en caso de que sea necesario evacuar el área.

Prepare a su familia y a sus mascotas.

  • Repase su plan de emergencia con su familia.
  • Revise continuamente si hay información actualizada sobre la tormenta. Vea la televisión, escuche la radio o busque la información en línea.
  • Llame al hospital, al departamento de salud pública o a la policía si tiene necesidades que requieran atención especial. Si usted o uno de sus seres queridos es mayor o tiene una discapacidad y no podrá irse rápidamente, busque consejo sobre qué hacer.
  • Ponga las mascotas y los animales de granja en un lugar seguro. Obtenga más información sobre la seguridad de las mascotas durante una emergencia.

Prepare su casa.

  • Despeje el jardín. Asegúrese de que no haya nada que pueda salir volando durante la tormenta y dañar la casa. Guarde las bicicletas, los muebles de jardín, las parrillas, los tanques de propano y el material de construcción adentro o en un lugar resguardado.
  • Cubra las puertas y ventanas. Cierre las persianas contra tormentas o clave planchas de madera contrachapada (plywood) sobre los marcos exteriores de las ventanas para protegerlas. Esto puede ayudar a protegerlo para que no se lastime con pedazos de vidrio roto.
  • Esté preparado para cortar la electricidad. Si se inunda su casa, ve cables del tendido eléctrico caídos o se debe ir de su casa, corte la electricidad.
  • Llene recipientes limpios para agua con agua para beber. Se recomienda que lo haga por si se corta el agua durante la tormenta. También puede llenar los lavamanos o fregaderos y las bañeras con agua para lavar.
  • Revise la batería de los detectores de monóxido de carbono (CO) para prevenir las intoxicaciones por monóxido de carbono.

Esté preparado para evacuar o permanecer en su casa.

Escuche siempre a las autoridades sobre si debe evacuar o permanecer en su casa.

Si viene un huracán, es posible que reciba la orden de evacuar (irse de su casa). No ignore nunca una orden de evacuación. Las casas, incluso las sólidas y bien construidas, podrían no resistir la fuerza de un huracán. No vale la pena quedarse, y arriesgar su salud y seguridad para proteger su propiedad.

También es posible que le den la orden de quedarse en casa. Si las condiciones son peligrosas para manejar, quedarse en casa podría ser más seguro que irse.

Si debe evacuar su casa:

  • Lleve su kit de suministros de emergencia y solo lo que realmente necesite, como su teléfono celular, cargador, documento de identidad (p. ej., pasaporte o licencia de conducir), sus medicamentos y dinero en efectivo.
  • Desenchufe los electrodomésticos. Si tiene tiempo, corte el gas, la electricidad y el agua.
  • Siga las rutas que los trabajadores de emergencias recomienden, aunque haya tráfico. Las otras rutas podrían estar bloqueadas o inundadas. No conduzca nunca por un área inundada: las corrientes de agua de tan solo 6 pulgadas de profundidad tienen la capacidad de detener o arrastrar autos y otros vehículos.
  • Comuníquese con la oficina local de manejo de emergencias y pregunte si tienen lugares de refugio para personas con mascotas. Infórmese más sobre cómo evacuar su casa con su mascota.

Si necesita quedarse en su casa:

  • Mantenga su kit de suministros de emergencia en un lugar de fácil acceso.
  • Escuche la radio o vea la televisión para mantenerse informado sobre el huracán.
  • Quédese adentro. Aunque se vea tranquilo, no vaya afuera. Espere hasta que escuche o vea un mensaje oficial que diga que el huracán ha pasado. A veces, el tiempo se calma en el medio de la tormenta, pero vuelve a ponerse severo rápidamente.
  • Manténgase alejado de las ventanas para evitar lastimarse con los pedazos de vidrio roto o escombros que el viento levante durante la tormenta. Quédese en una habitación que no tenga ventanas, o métase dentro de un clóset.
  • Esté preparado para irse. Si las autoridades de emergencia le ordenan que se vaya o si se daña su casa, es posible que deba ir a un refugio o a la casa de un vecino.